domingo, 20 de mayo de 2018

Te digo ¡Adiós!

Es el fin de esta historia, tal vez fue tan solo un cuento o simplemente nunca tuvo inicio, por eso no tendrá final.

***

Te digo ¡Adiós! 
Porque, te volviste una persona toxica para mi vida.

¿Cuantas veces no quise dar lo mejor de mi?
¿Cuantas veces no quise que tuvieras iniciativa para con tu vida?

Pero tu siempre viviste vendado, cegado por la realidad que te toco vivir día a día. Pero nunca fuiste capaz de ver mas allá, soñar e imaginar algo mucho mas grande.

***

Esto pasa cuando eres una persona emprendedora y quieres mucho mas que una pequeña casa, un esposo y ganar el salario mínimo, para así ser uno mas del montón. 

Te digo ¡Adiós! 
Porque, al parecer siempre fuimos como agua y aceite, positivo y negativo.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

8 desayunos fáciles, sanos y nutritivos

Al no desayunar podemos ganar peso ya que, al no estar saciados, tendremos más ansiedad por la comida y consumiremos más calorías a lo la...